S. P.

Pasados unos días de mi sesión del Árbol de la Vida, sigo disfrutando de ese momento, de toda la información que me llevé y que sigue resonando en mi mente y en mi corazón. Gracias Virginia por saber dónde parar, donde seguir, donde compartir,… Me llevé luz para dar sentido a todo lo que me acontece, conocer, comprender, aceptar e integrar.
Gracias de corazón por ese viaje que me hiciste vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diez =